Análisis Pokémon Go

Análisis Pokémon Go
Jul
15

Análisis Pokémon Go

Tras una larga y un tanto agónica espera, Pokémon Go aterriza en los bazares digitales de iOS y Android con el firme objetivo de revolucionar el panorama el panorama del ocio digital, trascendiéndolo hasta convertirse en todo un fenómeno social de dimensiones colosales. El estudio californiano Niantic, Inc y The Pokemon Company nos ofrecen una propuesta muy atractiva que destaca principalmente por ser sumamente original, abriéndonos las puertas al mundo Pokémon de una forma nunca vista hasta el momento.

gooportada

Desde sus origenes en la década de los 90, esta popular franquicia de Nintendo y Game Freak, sociedad también conocida como The Pokémon Company, ha retado a sus jugadores a hacerse con todos para convertirse en Maestros Pokémon a través de una gran cantidad de videojuegos que han cosechado enormes éxitos en diversas consolas de Nintendo, principalmente en sus dispositivos portátiles, y han conseguido reclutar una inmensa legión de fans de todas las edades, que no mengua a pesar de los años transcurridos, a lo largo y ancho del planeta, consiguiendo superar así barreras culturales para convertirse en una especie de subcultura con más de 20 años de historia, que se dice pronto.

Pero no ha sido hasta el día de hoy, con el lanzamiento de Pokémon Go, que han conseguido literalmente meter al usuario en la piel del entrenador Pokémon. La obra de Niantic y The Pokémon Company rompe completamente con los esquemas convencionales de los videojuegos, poniendo al jugador en el centro del escenario como el protagonista principal de la aventura. Y es que ya no controlaremos a un avatar digital a través de una serie de comandos, sino que nos convertimos en un avatar de carne y hueso que ha de salir a recorrer las calles para comenzar el periplo que le llevará a convertirse en un Maestro Pokémon, algo con lo que todo fan de Pokémon ha fantaseado alguna vez.

Es por esta razón que tal vez no debamos considerar Pokemon Go como un videojuego en sí, sino más bien como una herramienta, puesta al alcance de todo el mundo, que junto a la imaginación del jugador ayudará a crear una experiencia original e inmersiva. Dicho todo esto puede sonar a que nos enfrentamos a una producción colosal y compleja, pero, en realidad, se trata de todo lo contrario, ya que Pokemon Go desfila por nuestros dispositivos móviles con la sencillez como bandera, una sencillez que, lamentablemente, podría acabar traduciéndose en carencias como veremos más adelante en este mismo artículo.

Hasta este momento seguramente has oído hablar en constantes ocasiones del juego de Niantic, pero es posible que aún tengas dudas sobre su funcionamiento. Pues bien, es hora de centrarnos en sus mecánicas. ¿Que es exactamente Pokémon Go? ¿Cómo funciona?. Al iniciar la aplicación deberemos registrarnos, para ello bien podremos utilizar nuestra cuenta de Google o, si lo preferimos, crear una cuenta en el Club de Entrenadores Pokémon. Una vez dados de alta procedemos a crear al avatar que nos representará, de una manera muy testimonial, en el juego.

Lo cierto es que las opciones de personalización son bastante escasas, por no decir pobres, pero teniendo en cuenta el escaso protagonismo que tendrá, una prueba más de la voluntad de Niantic en dar al usuario el protagonismo absoluto, hubiese sido un sinsentido invertir en un potente motor de personalización. Entre las opciones que tenemos a nuestra disposición se encuentra la de elegir el sexo de nuestro personaje. Una vez decidido podremos retocar, muy escuetamente, su apariencia, eligiendo el tono de piel, el color de su cabello y ojos, el tipo de gorra o la ropa, entre un número bastante escaso de opciones.

personajepke

Una vez decidido el aspecto físico del personaje nos toparemos con el Profesor Willow, quien haciendo honor a la tradición de la saga nos dará la bienvenida al mundo Pokémon y nos pedirá que escojamos a nuestro primer compañero de aventuras. En Pokémon Go nos encontraremos con la horneada original de monstruos, es decir, con los primeros 151 Pokémon que consiguieron cautivar a toda una generación. Esto significa que las opciones iniciales con Charmander, representando al elemento fuego, Squirtle, de la clase agua, y Bulbasaur, de tipo hoja. En esta ocasión no tendremos que pensar en que tipos de Pokémon tendremos que hacer frente al comienzo de la aventura ni nada por el estilo, así que la elección se limitará al “feeling” que tengamos con estas criaturas.

Y aquí es donde tendremos nuestra primera toma de contacto con la principal mecánica del juego, la de capturar criaturas. A diferencia de otros títulos de la popular franquicia de Nintendo, en Pokémon Go no podremos utilizar a los Pokémon que tengamos en nuestro haber para luchar contra las criaturas salvajes, con el objetivo debilitarlas para facilitar su captura. En el título de Niantic veremos a nuestro objetivo en un entorno real gracias al sistema de Realidad Aumentada, y la captura se reducirá a lanzar la PokeBall con un sistema un tanto impreciso y que nos llevará algo de tiempo dominar. Como guía podremos ver un círculo irá disminuyendo su tamaño, indicándonos que la captura será más factible cuanto más pequeño sea dicho círculo.

En la esquina inferior derecha del mapa tendremos un pequeño menú que nos enseñará qué criaturas se encuentran cerca de nosotros junto a tres niveles de huellas que indicarán la distancia que nos separa de ellos. El juego nos ofrece la posibilidad de inmortalizar nuestros encuentros con los Pokémon que intentemos capturar gracias al comando cámara de fotos, con el que podremos capturar instantaneas que se guardarán directamente en nuestro teléfono móvil. Esta es una opción interesante, aunque quizá no del todo aprovechada, ya que no nos permite compartir las fotos con otros jugadores o en redes sociales directamente desde la aplicación.

Con nuestro primer Pokémon en el bolsillo se desplegará en nuestro terminal móvil un mapa a modo de GPS de la zona en la que nos encontremos en ese momento. En dicho mapa, que será recorrido por nuestro avatar virtual a medida que nos vayamos moviendo, podremos interactuar con algunos elementos del juego. Uno de estos elementos son las Pokeparadas, una serie de puntos emblemáticos repartidos por la ciudad que nos otorgarán experiencia al visitarlos, además de algunos objetos como Pokeballs, Pociones o Huevos. Podremos visitar una misma Pokeparada varias veces y conseguir objetos siempre que tengamos sitio en la mochila, aunque estas ubicaciones cuentan con un tiempo de enfriamiento.

sdadad

Otro de los elementos que más llaman la atención sobre el mapa son los Gimnasios, el único sitio donde, de momento, podremos probar el tosco sistema de combate de Pokémon Go. Una vez acumulada la experiencia necesaria, ya sea capturando Pokémon o visitando Pokeparadas, podremos unirnos a uno de las tres grandes facciones del juego para defender sus intereses: el Equipo Instinto, liderados por Spark y con Zapdos como emblema, el Equipo Sabiduría, con Blanche a la cabeza y Articuno como baluarte, y por último el equipo Valor, guiados por Candela y el ardiente Moltres.

Se trata de una especie de disputa de territorios. Si el Gimnasio en el que vamos a luchar pertenece a un miembro de nuestro equipo, nuestra victoria concederá al Gimnasio más puntos de reputación, mientras que si nuestro rival pertenece a otro equipo, nuestra victoria hará que dicho Gimnasio pierda puntos de reputación. El sistema de combate de Pokémon Go es muy rudimentario y deja mucho que desear. Atrás quedan los componentes estratégicos que caracterizaban a la saga, limitándose ahora atacar sin parar. Atacaremos al rival al tocarlo en la pantalla, disponiendo de dos tipos de ataques, uno normal y uno especial, que estará disponible cuando se rellene una barra azul.

Pokémon Go mantiene, casi en su totalidad ya que los ataques normales pueden afectar al tipo fantasma, la lógica de la rueda de elementos durante los combates para indicar la efectividad de los ataques, por lo que, por ejemplo, los Pokémon de tipo Fuego seguirán teniendo ventaja sobre los del tipo Planta, pero serán muy vulnerables a los ataques del elemento Agua. Teniendo esto en cuenta la escasez de
opciones de este sistema de combate que se antoja algo primitivo, la victoria se decidirá en relación a los puntos de combate y puntos de salud de los contendientes, que podrán tomar algo de ventaja de sus respectivas debilidades o fortalezas elementales.

Si conseguimos conquistar el Gimnasio podremos dejar a uno de nuestros Pokémon velando por él, lo que nos ayudará a ganar Polvoestelar, un objeto muy preciado que, junto a los Caramelos, nos ayudarán a aumentar la fuerza de nuestros Pokémon. El Polvoestelar es universal, pero cada Pokémon tendrá su propio tipo de Caramelo, y juntando una determinada cantidad de ellos podremos evolucionarlos, por ello es necesario capturar el mismo Pokémon varias veces, nos ayudará a ganar experiencia para subir de nivel, Polvoestelar y Caramelos. Cuando tengamos muchas unidades de un mismo Pokémon podremos transferir los que nos sobren al Profesor Willow, lo que nos otorgará un caramelo adicional por cada Pokémon transferido.


pokemongobattle-800x671

 

Siempre que queramos consultar nuestros progresos podremos acceder al menú que aparece en la esquina inferior izquierda, allí encontraremos nuestros avances con las Medallas, una serie de logros del tipo “Atrapa a ‘X’ cantidad de Pokémon voladores” o “Recorre ‘Y’ kilómetros”, también nos toparemos con el Diario, donde quedarán recogidos todas nuestras actividades, desde los Pokémon que atrapemos, hasta los objetos conseguidos en Pokeparadas. Estos objetos, que pueden ser simples pero necesarias Pokeballs o los muy prácticos Inciensos, que atraerán Pokémons a la zona, quedarán guardados en nuestra mochila a la que podremos acceder tocando la Pokeball que aparece en el inferior de nuestras pantallas. En dicho menú también podremos ver los Pokémon en nuestro haber, tendremos la posibilidad de consultar la Pokédex, y podremos acceder a la Tienda.

Y es que Pokémon Go es un juego free-to-play, pero cuenta con un sistema de micro-transacciones. En la tienda nos encontraremos con diversos objetos, como Pokéballs y Pociones, hasta unos interesantes aumentos en la capacidad de almacenamiento de objetos y Pokémons. Pâra poder comprar en la Tienda necesitaremos Pokémonedas, las cuales solamente podremos comprar, en distintas cantidades, con dinero real.

Si pasamos al apartado técnico, Pokémon Go sigue tirando de simpleza y sencillez ofreciéndonos un apartado gráfico muy minimalista, con una paleta de colores reducida que variará entre el día y la noche. Lo más destacable de este apartado son propios Pokémon, quienes están representados en 3D con ligeras animaciones y su gruñido característico, lo cual nos lleva al apartado de sonido, que sigue la misma senda minimalista, o pobre según se mire, ofreciendo pistas musicales escasas que pueden llegar a cansar al jugador. De poco le ha servido a Niantic contar con la colaboración del célebre compositor Junichi Masuda, quien ha estado presente en la saga desde sus origenes. A pesar de esta imperante sencillez, el consumo de batería es enorme, y este hecho será un lastre a lo largo de nuestra aventura, ya que limitará en gran medida el tiempo que dediquemos a nuestras expediciones.

Teniendo en cuenta todo esto podemos sacar las conclusiones finales de esta interesante propuesta de Niantic y de The Pokémon Company. Bien puede decirse que Pokémon Go es un éxito rotundo, incluso desde antes de su lanzamiento oficial, a pesar de sus carencias, como la temporal ausencia de intercambios que llegará más adelante, y limitaciones, como el triste sistema de combate. El hecho de romper las cadenas de los videojuegos tradicionales, que ataban al jugador al sofa y al mando, ha sido todo un acierto. Niantic obliga al usuario, quien literalmente es el verdadero protagonista del juego, a moverse, algo que al principio de la aventura puede verse como es una necesidad, pero que acabará por convertirse en el deseo del usuario, impulsado por la curiosidad y las ganas de descubrir nuevas especies, recorrerá kilómetros y kilómetros todos los días prácticamente sin darse cuenta.

Obviamente Pokémon Go tiene aún mucho que mejorar, sobretodo en relación al contenido. Se echa mucho en falta la posibilidad de combatir con nuestros Pokémon con otros entrenadores, o posibilidades de interacción entre usuarios, pero Niantic ha asegurado que el juego aún se encuentra en una fase temprana, y que trabajarán duro para mejorarlo, confirmando que en el futuro se implementará un sistema de intercambio de Pokémon entre los entrenadores. Pokémon Go es un gran éxito, sobretodo a nivel social, pero que sea algo transitorio o no dependerá de los cuidados de su desarrolladora.

Imagen de perfil de PokeGoSpain

About PokeGoSpain

3 comments

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.